Alison Mackenzie y Karel Zadák ganan la novena edición del IRONMAN 70.3 Mallorca

Alison Mackenzie y Karel Zadák ganan la novena edición del IRONMAN 70.3 Mallorca

Por 9º edición consecutiva la bahía de Alcúdia fue escenario del IRONMAN 70.3 Mallorca, ni más ni menos que el IRONMAN 70.3 con más participantes de todo el mundo.

Con una cálida temperatura que se iría incrementando con el paso de las horas, los atletas se lanzaron a una agua en calma para afrontar los 1.900 metros de natación. El checo Karel Zadák fue uno de los atletas que salió en cabeza y que pronto cogería el liderato de la prueba, perseguido por un nutrido grupo de rivales.

Zadák fue uno de los muchos atletas que afrontó a buen ritmo la subida inicial del sector ciclista por la Serra de Tramuntana, que obligaba también a los atletas a completar un bonito y serpenteante descenso del puerto. Tras un circuito más llano en la segunda parte, Zadák fue el primero en bajarse de la bicicleta con serias opciones de llevarse la victoria.

Con mucho ambiente por las calles de Alcúdia, Zadák no mostró fisuras en el liderato y fue el primero en cruzar el arco de meta en Grupos de Edad tras 4h 13’59 de carrera. El holandés Eric Van Der Linden llegó poco después con 4h 15’23 mientras que el tercero fue el español Guillem Tomeu con 4h 15’42.

La victoria final de la británica Alison Mackenzie se cimentó, como Zadák, en una natación muy sólida que le permitió salir entre las primeras del agua. Un rendimiento que iría a más en los 90 kilómetros de ciclismo, donde se mostró muy sólida tanto en los tramos más técnicos como en los más llanos y rápidos.

Mackenzie colgó la bicicleta como líder y los 21 kilómetros de carrera a pie no fueron un obstáculo para consolidar su victoria. De hecho, la británica firmó el mejor parcial de carrera a pie que le sirvió para alzarse con el triunfo con un tiempo de 4h 43’14. Cerca de ella acabaron la segunda mujer en cruzar la meta, la suiza Karen Schultheiss con 4h 47’10, y la tercera en discordia, la belga Liesbeth Leysen con 4h 48’37.

Pero más allá de los atletas más rápidos, del primero al último de los participantes pudieron disfrutar de las maravillas de Alcúdia y Mallorca. Del ambiente del territorio, de los rincones menos conocidos de la isla y de la hospitalidad de su gente. IRONMAN 70.3 Mallorca fue, fiel a su estilo, una fiesta de este deporte.

Una edición especial también porque, como se anunció en la Rueda de Prensa previa a la carrera, IRONMAN y Alcúdia han llegado a un acuerdo para extender su compromiso por cuatro años más.

Scroll To Top