recovery boots recuperación

Recovery boots para una recuperación acelerada

9 minutos

¿Qué demonios son las recovery boots, o botas de recuperación? El nombre puede confundir un poco, porque no son botas, propiamente hablando. En realidad, son unas fundas donde tienes que insertar las piernas y que proporcionan un sistema de masaje a base de aire comprimido.

¿Cómo influyen las recovery boots en mi recuperación?

Durante las sesiones de entrenamiento o las competiciones, los músculos producen una gran variedad de residuos metabólicos en la sangre, que la propia circulación sanguínea tiene que eliminar. Sin embargo, después del esfuerzo, el nivel de circulación baja de forma considerable, e incluso después de un buen cooldown y una serie de estiramientos, muchas toxinas quedan acumuladas en tu sistema, sobre todo en los capilares sanguíneos, provocando agujetas y dolores musculares. También frenan la recuperación, o la regeneración de los daños en el tejido muscular que se producen durante el esfuerzo.

recovery boots estiramientos

Existen varias maneras para acelerar la recuperación, incluso a través de la alimentación, pero el clásico masaje sigue siendo el método más directo, básicamente porque la compresión del músculo con las manos expulsa las toxinas, como si fuera un tubo de pasta de dientes del que quieres exprimir los últimos restos.

Desgraciadamente, no siempre tenemos fácil acceso a un buen masajista, por lo que ya se inventaron varios sistemas automáticos que permiten hacer sesiones en casa. Uno de ellos es la opción de recuperación en los electroestimuladores, pero esos aún necesitan micro-contracciones de los músculos para expulsar los residuos. 

Una solución mucho más parecida al masaje, o al método del tubo de pasta de dientes, son las recovery boots. Son unas fundas, provistas de cámaras de aire en las que se colocan las piernas. Su aspecto, más que un par de botas, es el de un saco de dormir solo para las piernas. Ni siquiera podrás caminar con ellas.

Mediante un compresor, las cámaras de aire se inflan y producen una compresión de los músculos, lo que ayuda a eliminar las toxinas de los capilares sanguíneos, algo así como los sistemas automáticos para ordeñar. A diferencia de las medias de compresión, que mantienen el músculo comprimido constantemente, las recovery boots lo hacen de manera intermitente, imitando así el masaje, mejorando en paralelo la circulación y la consecuente recuperación.

¿En qué debo fijarme si estoy buscando unas recovery boots?

Las recovery boots no son exactamente baratas, por lo que es fundamental asegurarse de que se adaptan a ti. Lo puedes hacer gracias a estos parámetros principales:

  • Segmentos: como las recovery boots quieren imitar el masaje, es importante simular el gesto de las manos, es decir, las toxinas siempre se eliminan en el sentido de la circulación. Para la sangre “intoxicada”, eso significa hacia el corazón, o de abajo arriba para las piernas. Existen modelos con un solo segmento, que comprimen las piernas por completo cada vez que se inflan, por lo que estas no son las más eficaces. Para realmente exprimir la pasta de dientes, también apretamos una extremidad del tubo y empujamos hacia la boquilla. Este gesto se imita, repartiendo las botas de recuperación en varios segmentos que se inflan uno después de otro. Cuantos más segmentos, más eficaz será el masaje.
  • Flexibilidad: hace referencia a los diferentes programas de masaje, incluyendo también distintos niveles de presión.
  • Comodidad: Existen varios sistemas para enfundar y atar las botas. Te recomendamos hacer una sesión de prueba antes. De este modo, podrás comprobar si el diseño es práctico y si el tamaño está adaptado a tus piernas (no todas las marcas ofrecen más de una talla), sin provocar molestias a nivel de las ingles.
  • Transportabilidad: una de las ventajas de las recovery boots es que puedes usarlas fuera de casa. Si vas a estar fuera para realizar un campo de entrenamiento, una competición importante, o simplemente estás de viaje, te gustará llevarlas en el maletero. Por eso, conviene comprobar su tamaño una vez enrolladas, si su funda o maletín de transporte son fácilmente transportables, etc.
  • Otros aspectos de uso, como el nivel de ruido del compresor, si son prácticas de limpiar, si el compresor se tiene que enchufar o funciona con batería…

Tu masajista personal, cuándo y dónde quieras

recovery boots masaje

Está claro que unas recovery boots son toda una inversión, que se puede amortizar bastante rápido. A cambio, dispones de un masajista personal para tus piernas cuando tú quieras, sin tener que pedir cita alguna. Además de eficaces, son relativamente fáciles de transportar si vas a estar fuera de casa. En resumen, si consideras que tu recuperación lo vale, y consigues encontrar un modelo que se ajuste a tus necesidades, tus piernas te lo agradecerán.

Ingeniero Industrial y amante de pedalear, correr y nadar.

Deja un comentario

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Quiero suscribirme al blog Más que triatlón